BLOG

Los 90's pop toman el protagonismo



Sí, ha venido para llegarse. La década de los 90 parece ser la referencia  actual en la moda retro que simplemente ¡No va a desaparecer! La tendencia grunge de los 90 fue la primera que levantó la cabeza,  para dar paso a los 90?s pop, que trae consigo la actual obsesión de los vestidos sedosos de color pastel y los clips de pelo de nácar. Así pues, se confirma que la tendencia de la moda de los 90 resuena más fuerte que nunca.


En Flamingos llevamos años recuperando piezas con la esencia de los 90. Así que sal de casa con los ojos forrados en grueso kohl y arriesga mezclando piezas extremas para conseguir esa esencia que Smells Like Teen Spirit a lo lejos. Lo divertido de los años 90, de hecho, es precisamente eso. Combinar y mezclar piezas arriesgadas: desde un tutú rosa con botas Dr. Martens y una chaqueta de hombre de gran tamaño hasta una camiseta tie-dye, las clásicas de colores chillones y lavadas en lejía con unos Levi?s de talle alto y pata ancha hasta los tobillos.



La moda que tenemos en Flamingos de los 90 pop está llena de colores neón, que ya se infiltraron durante el 2018 en accesorios y ropa de calle y ahora están listos para explotar en 2019, ya que celebrities de lujo como Brandon Maxwell han dado su aprobación en la alfombra roja. Los colores de las piezas de los 90?s pop en Flamingos, en su mayoría son amarillo neón y verde; éstos reproducen la sensación de nostalgia de otros artículos de los años 90, como mini mochilas, chaquetas jean recortadas y pantalones cortos de biker, a la vez que añaden un punto muy interesante a la ropa deportiva contemporánea.


Vuélvete loca con las tie-dye, esa tendencia impulsada por los jóvenes, símbolo  de una juventud rebelde muy de la generación Z y los consumidores millenials. También tenemos versiones del pop de los 90 en piezas de estilo surf o skate, así como las clásicas  mini mochilas, el accesorio que se hizo famoso por Cher Horowitz y su escuadrón en la película para adolescentes Clueless de los 90, que demuestra que las cosas buenas vienen en envases pequeños, exactamente igual que la riñonera.