VINTAGE, SEGUNDA MANO, RETRO... ¿EING?

Mucha gente nos pregunta de donde viene nuestra ropa. ¿Es de segunda mano? ¿Es vintage? ¿Que es vintage? A mucha gente la última pregunta le da un poco de vergüenza pero seguro que muchos lo confunden esa palabra con la palabra retro. Dejando eso en el aire....

De las mejores cosas que suceden cuando compras vintage o de segunda mano (que no es lo mismo) es que contribuyes a mejorar el medio ambiente.
No os imagináis la de toneladas y toneladas de productos que se fabrican a diario y que nunca se van a usar ni a vender. Ahí quedaran, encerradas y olvidadas en un contenedor durante décadas y es que al gran magnate multimillonario de turno ni le va ni le viene y de hecho ni siquiera se acuerda. Por eso, en muchas ocasiones hay que deshacerse de todos esos objetos ya sea tirándolos al mar o dejándolos oxidarse en algún contenedor de algún puerto remoto de la china.

Compra vintage y aparte de vestirte bien, le darás vida a prendas de otras épocas. A veces vintage, a veces de segunda mano. Lo retro son prendas nuevas colegas.